Make your own free website on Tripod.com

 

Nuestra Historia: 

Cómo Sobrevivimos a la Tragedia

Familia Mundaraín Toro

Procedencia: Quebrada de German, La Guaira

 

 

La noche del 16 de diciembre Nancy se sentía contenta pensando que a los pocos días daría a luz a su primera hija... pero en un instante todo cambió... Ella recuerda:

"Ví el agua que venía, sentía que estaba como muerta, sentí el último suspiro... abrí los ojos y me vi tapiada...".

Esa misma noche, tratando de salir de su casa, sacó a dos sobrinos:

"Le pedí ayuda al papá de mi esposo y nos refugiamos en una casa... al otro día me llevaron al hospital, me hicieron cesárea... perdí a mi hija y luego estuve en un hospital por dos meses."

La avalancha se robó las esperanzas de Nancy, y lo que quedó fue tristeza, a veces rabia, la sensación de pérdida porque la hija nunca llegó a nacer.

David también quedó afectado profundamente esa misma noche. Él dice:

"Perdí a mi hermano mayor, a mi hermana menor, mi cuñada, mi sobrina de tres años... ahora yo soy el mayor..."

Tanto Nancy como David, tienen sueños relacionados con la tragedia:

"A veces sueño que la corriente me lleva a la playa", dice David. En sus sueños Nancy escucha las voces de sus familiares desaparecidos: "Los recordamos siempre."

David aconseja a la comunidad:

"Que enseñen a sus hijos que hacer en caso de una tragedia."

Por su parte, Nancy recomienda:

"Que estén unidos y que tengan mucha comunicación."

 A pesar del dolor, ellos aún tienen esperanzas para el futuro. Para los dos, lo que les ayuda a sobrevivir, es mantener la calma, tener paciencia y conservar la unión de la familia.

Lo importante, para Nancy y David, son las cosas sencillas y bonitas como: mantener su hogar limpio y arreglado, ofrecer un ambiente cálido... Nancy aclara:

"Sí, hay que darle amor a la gente y a las cosas."

 

 Para Volver a Página Previa